Raices del mundo

Oceanía

AUSTRALIA, originalidad en el plato

La gastronomía australiana está definida por su manera de entender las recetas y adaptarlas a su particular manera de vivir la vida y estar en el mundo: primando la calidad a cualquier otra condición. Posee influencias orientales y mediterráneas, por lo que resulta inevitable que sus platos aporten un toque ligeramente exótico, a pesar de que sus raíces se encuentran en la cocina clásica, donde la frescura de los alimentos y la sencillez en su elaboración juegan un papel fundamental.

Aunque por su condición de isla Australia posee mariscos y pescados de gran calidad y variedad, en los menús típicos australianos se ofrece siempre carne acompañada de una salsa oscura llamada "gravy", hecha de verduras y especias. La carne es muy variada y exótica: cocodrilo, búfalo, camello o de emú se ofrecen con total naturalidad. Pero no cabe duda que la estrella de la gastronomía australiana es la carne de canguro, degustada en forma de "kangaroo tail soup", una sopa elaborada con cola de canguro, o bien como "kangaroo filet in szechwan crust", un exquisito solomillo de canguro en costra.

En cuanto a la bebida, la cerveza juega un papel muy importante dentro de la gastronomía australiana. Sin embargo, el vino es sin duda la bebida protagonista, gozando de fama mundial gracias principalmente al buen clima de alguna de sus zonas, similar al de los países mediterráneos.

NUEVA ZELANDA, la cocina kiwi

En cualquier rincón de Nueva Zelanda se puede encontrar una variada cocina internacional con una nota propia, la cocina ‘kiwi’. Entre sus especialidades destacan el cordero, que se suele servir con salsa de hierbabuena y con verduras frescas, la Pavlova, un irresistible pastel de merengue con nata y fruta fresca, el Whitebait, una tortilla de pequeños pescados y tomates, y en general todos los productos del mar.

La gastronomía maorí, llamada hangi, consiste en una variedad de platos de carne y pescado acompañados de kumara, una patata dulce. Todo esto se cuece durante en el interior de un agujero en la tierra cubierto por piedras calientes, aprovechando las corrientes de vapor, por lo que resulta muy distinto a todo lo que se haya probado antes.

Los vinos, con un sabor muy similar a los caldos europeos, son un tipo de bebida muy cotizada por su alta calidad y son ya conocidos en todo el mundo.

Pero si por algo se destaca este país prácticamente desconocido para los europeos, es por su fruta, concretamente el exótico y famoso kiwi, Actualmente, Nueva Zelanda produce las dos terceras partes del total del kiwi mundial.





Raíces del Mundo - Espacio Multicultural  |  C/ Galileo, 56 · 28015 Madrid  |  Tel. 91 591 62 78  |  info@raicesdelmundo.com